La filosofía del Emprendedor

Era yo un ordinario estudiante universitario, recuerdo que en alguno de los tiempos libres que hay entre clases, empecé a imaginar con un amigo sobre lo que la vida tenía preparado para nuestro futuro, pues como todos, quería tomar control de él.

En medio de las lluvias de ideas que tenemos los millenias -incomprendidos por las generaciones que nos anteceden- comenzamos a pensar sobre oportunidades de negocios que pudieran traer de dinero suficiente para lograr el sueño de todo joven, lograr un retiro de la vida laboral a una edad temprana.

De pronto llega esta idea a mi cabeza, que consideré no existía en el mundo una similar, y cuya probabilidad de éxito era alta -al menos en mi imaginación- así que se la expuse a este compañero, sin embargo, su rretroalimentación llegó a mover tanto la forma en la que pienso, que siendo honestos, eso fue más importante que la idea misma -la cual, evidentemente olvidé.

En esencia se trataba de una aplicación móvil que apoyaría el entretenimiento de sus usuarios, a lo que mi amigo me contestó, “Marco, no hemos evolucionado miles de años para crear aplicaciones sin sentido, dejemos de buscar el siguiente facebook y pensemos en algo que le sirva a la humanidad, seamos la especie inteligente que decimos ser”.

Hasta el día de hoy, esta idea marca en mi historia un antes y un después sobre mi filosofía de los negocios, creo que esa enseñanza -de una simple plática de camaradería- se ha venido desarrollando como una bola de nieve, al punto que, sé que es necesario que todos los emprendedores tengan un negocio con un propósito, el cual, busque generar un impacto real y profundo sobre las tantas necesidades que existen en este planeta. una vez hecho esto, y acomodando las cosas, el tema del dinero se resuelve solo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *